Colibrí: Un Universo Musical, un Nido Sin Fronteras – Entrevista

Spread the love

A muchos les sonará el nombre de la agrupación que nos ocupa el día de hoy Colibrí, mas que una una banda de «Rock» Venezolana. De entrada, fue muy interesante poder preparar esta entrevista.

Nos sentimos por momentos como unos intrusos queriendo entrar a un mundo paralelo, en donde las cosas tienen un nombre diferente y la creatividad no conoce límites, pero lejos de estar invadiendo un espacio privado, los chicos de Colibrí nos han abierto las puertas de su nido mostrándonos lo mejor de ellos.

Oriundos de Ciudad Guayana, en el Estado Bolívar, y ganadores de diversos reconocimientos a nivel nacional, Colibrí se define a sí mismo no como una banda, sino como una bandada. Por muy exótica que pueda sonar la palabra, lo mismo ocurre con su música, pues de un tema a otro nos encontraremos con una gran diversidad de estilos y de géneros, con letras con un profundo contenido social y personal, pero sin que nosotros, sus oyentes, tengamos la más mínima idea de qué se puede estar gestando en la mente de estos talentosos músicos.

 

No nos queda más que compartir con ustedes el resultado de nuestro encuentro con la bandada…

 

Un gusto saludarlos muchachos. Vemos que detrás de Colibrí existe todo un concepto y es el de que son una  «bandada» ¿Por qué no tomar simplemente la clasificación de «banda»? ¿Cómo los representa esta idea?

Colibrí nació de la necesidad de formar parte de algo más grande que un proyecto musical. Todo inició con la carrera solista de Carlos Linares (nuestro vocalista), en la que Jeffrey Bautista (bajista de la bandada) habría mezclado y masterizado su primer sencillo «Luciérnaga» (tema que ahora pertenece a nuestro repertorio), y donde Juan David Artal y Uber Silva participaban como guitarrista y tecladista, respectivamente. Llegó un momento en el que la cosa ya no podía llamarse «Carlos Linares», ni ser un proyecto hueco de sentido e identidad.

Nos empezaron a perseguir escritos brutales sobre el colibrí y su misticismo implícito. Tratándose de un ave que «era mensajera de la buena voluntad del hombre» «presagio de la buena fortuna» «pequeño pero imparable», y por ahí se fue la cosa. Varios motivos que nos hicieron tomar el nombre, y de allí, el plan de que estas voluntades se multiplicaran, con la suma de todo aquel que se abrace a nuestras canciones, y las haga propias. Por eso la bandada, porque la misión trasciende del «hacer música» Nos gusta creer que esta es nuestra manera de forjar el país y el mundo que soñamos. Nuestra utopía se construye con cada esfuerzo invertido.

Además, con esa puerta abierta, se nos da la disposición de expandir las filas del personal en tarima a placer. Recientemente, hallamos a nuestro baterista definitivo, Luis Puerta. Condimentando esto, tenemos la dicha de contar con Oriana Renaud y Fabiola Farreras en los coros. Cuando Juan David está en Caracas, su rol es cubierto por Ian Luces, otro talentoso guitarrista de la zona guayanesa. No nos estancamos con el plan de una banda; soñamos llevar esto al nivel de una gran orquesta (así de ambiciosos jaja). De paso, hay una lista de gente invaluable apoyándonos. Amigos que van desde roadies hasta productores. Todos ellos forman parte del vuelo conjunto.

 

Vemos que el estilo de Colibrí ha ido cambiando hasta llegar a «El Daño» que tiene un sonido mucho más electrónico, inclinado al pop y lo que podría ser la música disco. Cuéntennos si sienten que ha habido una transformación en la propuesta o si continúan en la misma dirección algo más indie y quizás orgánico del principio.

Pues de «Guasina», a «El Daño» y ahora con «Cristal» (nuestro más reciente sencillo), la manera en la que Jeffrey ha venido produciendo es el aspecto determinante para medir cambios y diferencias. También hay que tomar en cuenta la autonomía lírica e intencional de cada tema, ya que tratamos de que cada sencillo se parezca muy poco o nada al anterior.

«Guasina» es un tema de rock protesta. Directo y exhaustivo, pero con sus momentos de oxígeno, muy necesarios. Era una canción que pedía ser escrita. No podíamos mantenernos callados ante este acontecer nacional. Nos levantamos y acostamos bajo dicho contexto. No nos deja tranquilos, y eso merecía ser gritado desde la impotencia masiva. «El Daño», en cambio, es más personal, menos global. El sencillo relato de una infidelidad, algo bastante relacionable y común para cualquier mortal. Por travieso y nocturno, el esquema de música electrónica bailable le caía de maravilla. Y nos hacía falta un tema pa'»tirarse un paso». Accesible, pero distinto. Pocos temas pop de 2018 tienen un solo de guitarra eléctrica con esos aires de Steve Vai o Brian May.

«Cristal» está en un extremo opuesto. Es quizás el tema más esperanzador y bonito que hayamos hecho hasta ahora. Trata de esas personas capaces de sacar las cosas más maravillas que contenemos… eso que poseemos e ignoramos. Personas que ven en nosotros más de lo que podemos percibir, y una vez que te lo expresan, ya sea en palabras o acciones, llegamos a sentirnos superpoderosos. Es un tema de energía ascendente, sin perder su sentido minimalista, partiendo de una base de cuatro venezolano. Es un tema que significa tanto para nosotros, que podríamos pasar la vida entera describiéndola, sin llegar a una conclusión que englobe todo lo que nos evoca.

Sobre la transformación, eso para nosotros es un deber. Vivimos en la constante obligación de cambiar, de expandirnos, de no quedarnos quietos ni cómodos con un solo género o sonido. Consideramos que hacemos un pop-rock poliestilista, y eso implica variedad en los lanzamientos, pero siempre conservando una esencia, una marca de agua, un elemento distintivo…

 

 

¿Cómo evalúan su experiencia en el Festival Nuevas Bandas, así como de los diversos que han obtenido a lo largo de su carrera?

El Nuevas Bandas es una experiencia sin fin, gracias a la persistencia de sus organizadores. No nos quedamos solo con lo vivido en 2017 cuando obtuvimos la Mención Especial, sino que fuimos invitados a tocar dos veces en un mismo día para la edición del año siguiente (2018, en el Centro Cultural Chacao). En la Sala Experimental, con un homenaje a Vytas Brenner que montamos apenas en 3 días, y en el teatro, dedicándonos exclusivamente a nuestro material original. Félix Allueva, Max Manzano, Jen Friedwald y Manuel Ángel Redondo son algunos de los nombres que se han mostrado fieles y atentos a lo que hemos estado haciendo desde el nido en Ciudad Guayana. Les interesa ver y saber que se sigan haciendo cosas en el suroriente del país.

Por otra parte, desde que ganamos el Concurso Impulso Musical 2018, trabajamos con el grandioso equipo de WAMM, con los que aún seguimos sumando medallas y méritos. Sobre este campo, realmente trabajamos más enfocados en el «cómo» que el «para qué». Medimos los logros en la calidad con la que los conseguimos, más allá del resultado. Es el combustible para la perseverancia y la vacuna para la frustración.

 

Leer también «El Daño de Colibrí es la Canción Cusica 2018»

 

Estamos realmente encantados con su EP «En vivo desde Portofino», especialmente con su riqueza vocal e instrumental en el acompañamiento. Cuéntennos sobre su formación musical y como han podido aprovecharla en la bandada.

¡Muchísimas gracias! Ese EP es el resultado de un par de conciertos en un local alternativo, ahora difunto, de nuestra ciudad, cuando apenas había 3 miembros en tarima. Sobre nuestra formación musical, la cosa es interesante. Uber Silva es pianista clásico y músico proveniente del Sistema Nacional de Orquestas; Juan David Artal es egresado del CEMI y estudió un buen tiempo Ejecución (Guitarra Jazz) en UNEARTE. El resto de nosotros no tiene estudios tan formales en comparación, más allá de alguna modesta academia infantil, de esas que dan cursos vacacionales, algunos profesores particulares y coros universitarios. Carlos Linares, nuestro vocalista, es también el compositor de todos los temas, y es más un músico de oído. Empírico.

Lo que nos une es, tal vez, nuestro buen gusto en común. Más que coincidir en bandas y géneros que nos encanten a modo unísono, sabemos cómo nos gusta la música. Cómo nos gusta que suene y que sea. Lo que debe generarnos al oírla. Eso es lo que buscamos al hacerla. Es cierto que hay ligeros toques de ambición y virtuosismo en lo que hacemos, pero es más otro modo de hablar, de comunicar bajo un mismo marco, hacia un mismo fin. No hay una tendencia definida. Solo momentos en los que nos provocó tocar o decir algo específico. Lo mantenemos libre de ataduras y compromisos por esa parte. Queremos que nos reconozcan por la calidad que le imprimimos a lo que hacemos, más que por una etiqueta que falle en definirnos.

 

 

 

¿Cuáles son sus sueños en la música? ¿Han visto alguno de ellos realizarse?

Hay muchos tachados por cumplidos, ciertamente. Y miles más por realizar. Pero ya el estar haciendo música, con gente que lo disfruta tanto como tú, y para personas que están ávidas de algo nuevo, ya es el sueño primario. El día que eso cambie, los demás sueños no tendrán mayor sentido. El mayor sueño es lo que nos está pasando, justo ahora.

 

¿Nuevo disco en camino? ¿Cómo preparan el nuevo material?

No nos adelantamos a ese asunto del disco. No es algo que aún sintamos que sea viable. Por ahora, mantendremos la onda de los singles, con la que nos ha ido muy bien. Nos gusta esto de educar más que acostumbrar a nuestra audiencia. Es muy gratificante ver como reciben todo lo que hacemos, por muy distante que sea una canción con otra, en lugar de arrojar toda la comida en una sola tanda. La clave es mantener al público consumiendo, pero sin llegar a saciarlos del todo. Por ahora, solo podemos adelantar que venimos con otro sencillo para este 2019, bajo la producción del maestro Fidel Goa.

 

¿Qué mensaje podrían darle a sus fans y lectores de ApuestoAlRock?

Contrario a lo que muchos estarán pensando, estamos en el mejor momento de la historia de la música. Son tiempos para los que se atreven a creer y crear. Para los que no podían esperar, y decidieron hacer algo al respecto. For those about to rock, we salute you!

 

 

Pueden escuchar o seguir a Colibrí por:

https://www.facebook.com/Colibribandada

@Colibribandada

Colibrí Youtube

 

Fue muy interesante poder preparar esta entrevista, para #Colibrí, en donde las cosas tienen un nombre diferente y la creatividad no conoce límites, conoce mas de estos grandes músicos oriundos de Ciudad Guayana #Venezuela Clic para tuitear

 

 

 

 

 

 

 

Declaramos que las imágenes utilizadas son de la exclusividad de sus autores,  son tomados solo con fines recreativos, todos los derechos les pertenecen.

Leave a Comment