Sad Eyes: ¡En España también se hace buen metal!

Spread the love

Santi Gzlez nos trae una propuesta de metal nada apto para cardíacos. Cargado de pasión por la música más extrema, Sad Eyes es un proyecto que no dejará a nadie indiferente.

Esta es una banda muy particular, todas sus canciones nacen de la necesidad de Santi de manifestar sus frustraciones y sentimientos más diversos por medio de un sonido lleno de la atmósfera más íntima y personal de su creador.

Con cuatro discos en su haber: …And Another Week (2010), 9h0b1a (2013), Ad Dicti On (2013), y vIVO (2018), este proyecto se ha ubicado entre uno de los más populares en España, con una gran cantidad de fanáticos y criticas positivas en diversos medios digitales.

Disfrutamos en sobremanera el encuentro que tuvimos con Sad Eyes y es un placer compartir con todos ustedes esta entrevista.
Disfruténla.

Santi, primero que nada, quiero felicitarte por tu producción más reciente vIV0, ¿Qué significa este disco para ti? Háblanos un poco del proceso creativo.

¡Muchas gracias! Imagínate, después de estar 3 años trabajando en él… pues solamente el hecho de tenerlo ya editado y que todos podáis disfrutarlo no es más que una satisfacción enorme.

Para un músico el proceso de crear es el momento más atractivo de todo el trabajo que lleva editar un CD. Darte cuenta de lo apasionante que es crear, ver crecer cada tema, hacer que el concepto cuadre con las sensaciones individuales, empezar a emocionarme con los resultados para después aceptar la evolución de ellos gracias al trabajo de los colaboradores.

Cuando escuchamos el nombre Sad Eyes, nos imaginamos que la música podría tener un sonido melancólico y hasta aletargado, pero nos encontramos justamente con todo lo contrario: poderosos riffs, blast beats y una voz gutural muy marcada ¿Cómo explicarías esa paradoja?

Jajajajaja. Sí, en realidad es algo que incluso a mí me puede llegar a suceder. Es cierto que el nombre del proyecto evoca algo más tranquilo y emotivo, pero… al revés de esto cada trabajo es más extremo. Nunca he pensado que SAD EYES podía tener algo que ver con el Doom melódico, pero sí que es cierto que un nombre así puede llevar a confusión.

El nombre nos lleva más por el camino conceptual que ha seguido el proyecto desde sus inicios, en el cual, todo va dirigido a explicar la sensaciones que tiene una persona atrapada por la monotonía y que le lleva a desesperarse y caer en adicciones, fobias y hasta intentar quitarse la vida. En ese contexto conceptual estoy seguro de que el nombre del proyecto es más sencillo de entender.

Desde …Another Week hasta vIV0 ¿cómo evaluarías tu evolución como músico?

Desde luego la evolución no es algo buscado, ni mucho menos. Estoy seguro de que he crecido como músico, como productor y como técnico y todos esos conocimientos me han llevado a ir evolucionando, como en la vida misma. Todo lo que uno va experimentando, lo que le sucede en la vida, le hace crecer de alguna manera, y en la música no es de otra forma, sino que es exponenciado.

Me doy cuenta de que son muchos años dedicados al proyecto y si no hubiera evolucionado nada de nada, el estancamiento me habría llevado a la desaparición.

Además, soy metalhead. Amo el metal extremo y escucho horas y horas de música lo cual me lleva a empaparme de sensaciones, directrices y emociones que me harán crecer como músico, a la vez que fan.

Vemos que Sad Eyes cuenta con una cantidad importante de músicos invitados. Cuéntanos cómo ha sido la experiencia y cómo eso puede alimentar el sonido de los álbumes.

La experiencia, como en cada uno de los trabajos anteriores, es impresionante, me hace crecer por dentro. Cuando parece que ya tengo todos los temas totalmente terminados, creados y acabados, entonces empieza el trabajo de los colaboradores.

Esto implica que, con cada una de sus aportaciones, la canción sea otra canción diferente. Ellos me mandan sus aportaciones y sin duda, cada vez, mi emoción es mayor. Es ver crecer algo tuyo, pero que ahora, en ese momento, escapa a tu control porque el poderío técnico de otros músicos ha entrado a formar parte de ellos. Así, siempre noto que los temas están a otro nivel, muy superior al nivel que yo he sido capaz de darles y de esta forma llegan a alcanzar el clímax de productividad.

Todos y cada uno “me regala” su arte para hacer una obra perfecta de miscelánea influencial y a la vez basada en un concepto dominado simplemente por el arte SAD EYES.

Compartimos el idioma y somos testigos de que gran parte del mercado musical se maneja con letras en inglés, ¿cómo lo ven desde España y aun teniendo en cuenta el género que practica Sad Eyes?

No es algo fácil de llevar lo de cantar en castellano. Entiendo que el idioma por antonomasia del metal extremo es, sin duda, el inglés. Precisamente por eso toda mi obsesión a lo largo de todos estos años ha sido que la lírica, su métrica y entonación, se conviertan en una coplilla en castellano. Trabajamos muy duro para hacer entonaciones anglosajonas en líricas hispanas de tal forma que al escuchar el CD no caigas en la decepción de escuchar algo que suena más a flok que a metal extremo.

Aun así, no todo el mundo acepta esta propuesta, y es lícito. Hay que estar abierto de mente, estar abierto a entender todo lo que se va cantando y además en el idioma natal, algo que precisamente, por no ser lo habitual, cuesta. Poco a poco se van superando estos escoyos y seguro que algún día se verá como algo normal.

Nos asalta una duda… no vemos que haya algún concierto agendado por el momento… ¿Sad Eyes es solo un proyecto de estudio? De ser así ¿Por qué?

Efectivamente, SAD EYES fue creado como un proyecto de estudio y así debe seguir.

Cuando yo cree el proyecto estaba inmerso en REX DEVS, una banda standard de metal, banda que daba conciertos, ensayaba con pautas habituales y editaba CDs con normalidad. Esto me apasionaba, pero tenía un hueco en mi directriz compositiva que llené con SAD EYES. Quería hacerlo todo yo solo, en mi estudio, sin más.

Crear y editar.

Ahora REX DEVS ya no existe y echo en falta tocar en directo, pero sé lo duro que es llevar una banda a buen puerto, encontrar músicos competentes y con ganas de trabajar duro. Todo el mundo tiene su vida hecha ya y tocar en un proyecto en el cual todos los temas ya están compuestos no es algo que llame mucho la atención a otros músicos. Así que he decidido enfocar todos mis esfuerzos en seguir con SAD EYES como proyecto de estudio, antes que dedicarlos a hacer una banda y agotar mis fuerzas en el intento

¿Qué tiene Sad Eyes en mente?

De momento me estoy dedicando, exclusivamente, a promocionar el trabajo, sin más. Que ya es algo muy duro y trabajoso, pero que disfruto sobremanera.

Además… antes de adentrarme en volver al trabajo de estudio necesito un tiempo para madurarlo todo, tanto lo creado como lo que puede venir después. Aun así, tengo unas cuantas ideas en la cabeza, tanto para SAD EYES como para algún proyecto compartido del que de momento no puedo desvelar nada. Todo llegará, o eso espero, porque esto es mi vida, es mi forma de disfrutar, de apasionarme y de sentirme vivo.

¿Qué mensaje le darías a los seguidores de ApuestoAlRock?

Muchísimas gracias a todos por haber leído la entrevista hasta el final, por el apoyo prestado y les invito a que se metan de lleno en el universo SAD EYES, en el concepto, en la música e intenten ser el personaje de la historia. Si sienten lo mismo que el habré superado la prueba y si no… seguro que servirá para pasar un gran momento escuchando metal extremo.

 

Puedes seguir a Sad Eyes por:
www.sadeyes.es
https://www.facebook.com/SadEyesBand/
https://www.youtube.com/channel/UC29jm_7hoRpA655goXogcQA

 

 

Santi Gzlez nos trae una propuesta de metal nada apto para cardíacos. Cargado de pasión por la música más extrema, #SadEyes Clic para tuitear

 

 

 

 

Leave a Comment